Enero

jueves, 23 de marzo de 2017

Paradoja sobre ruedas.


Hace tiempo he notado una paradoja muy llamativa, yo mismo hace años he sido un entusiasta de la bicicleta, salir con amigos a recorrer el barrio luego algún "velodromo" era normal.

Con el tiempo la sociedad le dio a la bicicleta el papel de defensora de la vida sana, las "bicisendas", las bicis de alquiler para pasear por la ciudad y el estimulo de la prometida vida sana, la delgadez y la tonificación muscular.


También he visto azorado a esos cultores de las dos ruedas con una actitud despreocupada ante las reglas viales, cruzando semáforos con su mejor cara de despreocupación total, disimulando no ver a vehículos o transeúntes para no disminuir la velocidad, no utilizan ni cascos, ni luces, ni elementos refractarios, durante la noche, hablan por celular envían mensajes o leen el wahtsapp al mismo tiempo que pedalean sin cuidado.

¿Fanáticos de la vida sana?  o ¿personas que les apesta su propia vida? Usted decida... mientras cuida de no atropellar a los amantes de las bicicletas y la vida sana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario